Por dar buenas noticas

ENDURECIMIENTO DE LAS PENAS

Tráfico reformará el Código Penal en 2006 para hacer más efectivo el carné por puntos

El responsable de la DGT, Pere Navarro, destaca que los cambios fijarán un límite a partir del cual el abuso del alcohol y la velocidad excesiva dejarán de ser faltas para convertirse en delitos.

La Dirección General de Tráfico (DGT) y los partidos que forman la Comisión de Seguridad Vial del Congreso (PSOE, PP y CiU) reformarán el Código Penal (CP) el año que viene para hacer más creíble y efectivo el nuevo carné por puntos.

«Es ilógico que implantemos el carné por puntos el año que viene y no se acometan una serie de cambios en el actual Código Penal que den coherencia a todo este conjunto de medidas», comentó Navarro durante las II Jornadas de Violencia Vial organizadas por la asociación de víctimas del tráfico Stop Accidentes.

«La actual normativa que regula los delitos del tráfico es demasiado mercantilista, regula el cobro de indemnizaciones y la reparación económica del accidentado sin incidir en la prevención», puntualizó.

El máximo responsable de tráfico destacó a elmundo.es que el objetivo de esta reforma es cambiar «la redacción de algunos artículos escritos de forma muy subjetiva más que el endurecimiento de las penas por los delitos viales».

Penas suficientes

Actualmente, el Código Penal establece penas de cárcel de uno a cuatro años por imprudencia grave con resultado de muerte; y de uno a tres años por imprudencia grave con lesiones.

Unas penas, que según manifestaron todos los ponentes, nunca se imponen aunque exista por parte del conductor una conducta «negligente y delictiva», como conducir borracho mientras circula a una velocidad excesiva.

«Existe este sentimiento de impunidad entre las víctimas del tráfico porque los jueces han sido muy benevolentes con estos casos», comentó Carlos Jiménez Villarejo, ex fiscal general del Estado, durante su intervención.

«Las conductas temerarias son, casi siempre, castigadas con faltas leves y privaciones del carné de conducir. Las penas de cárcel para los conductores negligentes son una excepción. Hay que trabajar para que los jueces consideren estas conductas como una forma más de delincuencia y no terminen en un juicio de faltas», redundó Villarejo.

Modificación de algunos artículos

Con este problema judicial de fondo, la DGT y los partidos políticos de la Comisión han establecido una primera hoja de ruta para modificar los artículos que no delimiten claramente cuándo un conductor incurre en falta administrativa o en delito penal, sobre todo en las infracciones en las que aparecen el alcohol o la velocidad.

Alcohol. El actual Código Penal establece que es delito conducir «bajo la influencia de bebidas alcohólicas, drogas o estupefacientes», lo que ha dado lugar a numerosas interpretaciones de jueces y agentes. La reforma establecerá un índice objetivo de alcohol en sangre -0,6 a 0,7 mg. por litro de aire espirado-, a partir de la cual el conductor será procesado por vía penal en lugar de la administrativa, contrariamente a lo que sucede ahora.

Velocidad. Un conductor incurre en un delito penal cuando circula a una «velocidad desproporcionada con respecto a las circunstancias de la vía». Los cambios normativos cuantificarán claramente cuándo el exceso de velocidad es un delito. Previsiblemente, será delito superar en más de un 50% la velocidad permitida de la vía, con un umbral mínimo de unos 30 km/h.

Conducir sin carné. Conducir pese a que se le haya retirado el carné está sancionado con una multa de hasta 1.500 euros, aunque normalmente la multa se queda en 300 euros. En otros países como en Francia, se castiga con penas de hasta un año de cárcel.Lo que quiere evitar la DGT es que los conductores que pierdan todos los puntos del carné sigan conduciendo sin incurrir en ningún delito.

Omisión de socorro. Las víctimas del tráfico destacan que ningún conductor ha ido a la cárcel por delito de omisión del deber de socorro, aunque en 2002 cerca de 1.096 automovilistas se dieron a la fuga. La respuesta está en la deficiente redacción normativa, puesto que el artículo 195 del CP destaca que «el propio testigo del accidente y de la fuga del vehículo, al auxiliar a la víctima le ampara y con ello destruye uno de los elementos objetivos: el desamparo de la víctima».


está claro que hay que contenerse un poco, porque omisión de socorro, conducir sin carnet o seguro, etc… no me da miedo pero el beber un par de copas de más y pisarle mucho aveces…hay que controlar :expressionless:

si se ponen duros…se ke pongan duros con todos !!

vendo celica o acepto bicicleta como forma de pago